El pasado miércoles día 24 de febrero fue presentado en rueda de prensa el proyecto europeo SALTGAE "Proyecto de demostración para probar la viabilidad técnica y económica del uso de algas para tratar aguas residuales salinas de la industria alimentaria". El proyecto, que fue presentado al topic WATER-1b-2015, dentro del programa de trabajo del reto social de Acción por el clima, medio ambiente, eficiencia de los recursos y materias primas del programa Horizon 2020, tiene un presupuesto global de 9,73 millones de euros y cuenta con la participación de 19 socios de 9 países. Cuatro de estos socios son riojanos (Inspiralia, Biboaqua, Produmix y Cluster Food+i) y cuentan con un presupuesto global de 2,41 millones de euros (el 24,84% del presupuesto) y una subvención de 1,77 millones de euros (21,13% del total).

El gerente de la ADER, Javier Ureña, presentó este proyecto junto a los representantes de los cuatro socios riojanos que participan en "Saltgae": Alfredo Sánchez, CEO de Inspiralia , entidad coordinadora del proyecto, Antonio Aparici, director técnico de Biboaqua, Raquel Gómez, responsable de proyectos del Cluster Food+I y Paul Cardozo, responsable técnico de Produmix.

SALTGAE es hasta la fecha el mayor proyecto europeo de innovación en cuanto a presupuesto (2.417.607€) y número de entidades riojanas (4) financiado nunca en la historia de los programas marco. Se trata también del primer proyecto coordinado por una entidad riojana en el programa Horizon 2020 en el área de Retos Sociales.

La Comisión Europea lanzó esta Convocatoria tras detectar que uno de los principales factores que dificultan la absorción por el mercado de soluciones innovadoras en el ámbito del agua es la falta de demostración a escala real de su viabilidad a largo plazo. Además, las soluciones de agua ecoinnovadoras altamente prometedoras y sostenibles (tecnologías, procesos, productos, servicios, etc.) a menudo no llegan al mercado debido a previas a sus retos en la comercialización y el riesgo residual relacionado con escalado industrial. Por lo tanto, existe la necesidad de tomar medidas para acelerar la comercialización de soluciones de agua eco-innovadoras con el fin de estimular el crecimiento económico sostenible, las empresas y la creación de empleo en el sector del agua.
   

El objetivo del proyecto es poner en práctica y demostrar a gran escala viabilidad tecnológica y económica a largo plazo de una solución innovadora, sostenible y eficiente para el tratamiento de aguas residuales de alta salinidad de la industria de alimentación. Los tratamientos convencionales de aguas residuales han demostrado ser ineficaces para este tipo de aguas residuales, ya que los procesos bacterianos usados típicamente para la eliminación de la materia orgánica y los nutrientes son inhibidos bajo contenido de alta salinidad. Por lo tanto, en general combinaciones de métodos biológicos y físico-químicas que se utilizan aumentan considerablemente los costos del tratamiento, por lo que es inasequible para las PYMEs, que  voluntariamente deciden no cumplir con las directivas de la UE y descargan los residuos sin tratamiento previo, causando daños graves al medio ambiente.

La solución de SALTGAE a esta cuestión consiste en la aplicación de tecnologías innovadoras para cada paso del tratamiento de aguas residuales promoviendo la eficiencia energética y de recursos y reducir los costos. Entre estos, el uso de algas y bacterias halotolerantes para la eliminación de la materia orgánica y los nutrientes se destaca por su alto valor añadido: no sólo proporciona una solución eficaz y ecológica para tratamiento de aguas residuales, sino que también representa una forma innovadora de producir biomasa de algas, que posteriormente se valorizan en diferentes subproductos, reduciendo el impacto económico y ambiental del tratamiento.

Por otra parte, el proyecto también abordará las barreras transversales a la innovación relacionada con las aguas residuales mediante el desarrollo de una plataforma para la movilización y la creación de redes de partes interesadas de todos los diferentes sectores relacionados con las aguas residuales, así como la difusión de los resultados, lo que permite el desarrollo de una hoja de ruta común para la alineación de la legislación, las metodologías de regulación y fijación de precios y la promoción de la inversión financiera y cambio de paradigma en la percepción de 'tratamiento de aguas residuales hacia la puesta en valor de los recursos.